Boehringer Ingelheim Sudamerica21 July 2014

El dolor es, con frecuencia, un "mensaje de alerta" de nuestro organismo. Es importante entender lo que dicho mensaje significa, de tal manera que podamos actuar para prevenir el problema en el fututo.

Cada uno de nosotros tiene una percepción diferente de su propio organismo y sus necesidades. Siempre, ante la menor duda, se debe consultar al médico si las características del dolor, por su intensidad, nos preocupa.

Existen diferentes tipos de dolor en la zona abdominal:

  • Dolor abdominal ocasionado por espasmos o cólicos

En la mayoría de los casos, el dolor abdominal es inofensivo y temporal. Varias personas presentan dolor de corta duración en la zona estomacal de vez en cuando. El estrés, los problemas familiares o el ingerir alimentos muy condimentados, ácidos o con alto contenido graso pueden causar dolor temporal. Pero en ocasiones, el dolor no desaparece después de algunos minutos.

Algunas veces los músculos de los órganos digestivos presentan contracciones denominadas espasmos o cólicos. Esto puede causar dolor en la región inferior del abdomen, que se prolonga durante varias horas o inclusive varios días. Ante la repetición, o dada su intensidad, se debe consultar a un médico.

  • Síndrome del Intestino Irritable (SII)

Un gran número de personas sufre dolor abdominal recurrente, acompañado de espasmos, para los cuales los médicos no pueden precisar una causa física específica.

En muchos casos, el dolor y los espasmos se acompañan de una sensación de plenitud, inflamación (ej: la sensación de tener el abdomen inflado, de tamaño mayor a lo habitual) y hábitos alterados para ir al baño, alternando frecuentemente estreñimiento y diarrea.

Este conjunto de síntomas: dolor, espasmos, inflamación y diarrea/estreñimiento, sin causa física evidente, ha sido denominado Síndrome del Intestino Irritable (SII).

El SII es un diagnóstico médico de descarte, que se realiza una vez que se ha estudiado a través de diferentes herramientas diagnósticas, y se han descartado otros diagnósticos.

  • Un malestar habitual: el cólico menstrual

Antes o durante la menstruación, el dolor en el abdomen inferior puede ser normal. Las hormonas causan que los músculos del útero se contraigan. Los órganos digestivos circundantes también pueden empezar a contraerse.

De esta manera, muchas mujeres presentan dolor menstrual acompañado de trastornos digestivos, tale como: inflamación, estreñimiento o diarrea. Aunque estos síntomas no son agradables, son una experiencia compartida por muchas mujeres.

Estas tres causas de dolor abdominal por espasmos son en general leves, y no requieren consulta al médico. Pero recuerde, que el diagnóstico del SII lo debe hacer el médico, y cualquier duda o preocupación, debe ser él quien la despeje en su consulta